Make your own free website on Tripod.com

 
 

 

El Rincon de los Recuerdos

Tercera parte

 
     

No escarmiento - Otra tanda:

03/01/2002

  • Me acuerdo como si fuera ayer, un dia en que todavia viviamos en el departamento de calle La Paz. Mi mama estaba lavando la ropa en el patio, y yo desde la cocina la llame: - Mama, mama ... - Que queres? - Silencio. No queria nada. No tenia lo que decir. Solamente queria escuchar la voz de mi mama. Dicen (sobre todo las mujeres) que los hombres nunca crecen del todo. De entre los hombres yo estoy probablemente entre aquellos que menos crecieron. La ventaja es que todavia me acuerdo como funciona la mente de un chico...
  • Me acuerdo de cuando teniamos en casa un equipo de "banda ciudadana". Mi papa, que hacia service de TV, llamaba cada tanto desde el auto, muchas veces para avisar que se hacia un tiempito para almorzar con nosotros. Una noche volvimos de pasear en el auto, hacia mucho viento y ya desde la calle algo raro nos llamo la atencion. La sombra de la antena, siempre presente sobre nuestro departamento, no estaba... El viento nos habia desparramado la antena por toda la cuadra.
  • Me acuerdo de la Feria de las Colectividades en el puerto, en Rosario. Probablemente haya que llamarla mas bien Feria de las Comidas... Para Nancy y para mi eran paradas obligatorias los platos de calamares en "Espania", brochecitos de carne en "Grecia", alguna torta en "Alemania" o "Yugoslavia"; y obviamente unos cuantos lugares mas, por que no es cuestion de andar despreciando a nadie ;^). Artesanias tambien mas de una vez compramos, y de la ultima vez que fuimos tengo comprado un arco y flecha de los tobas. El mismo arco que defiende con orgullo la puerta de entrada de casa. Y si no me creen, vean esto, maulas
  • Y hablando de maulas, me acuerdo tambien de las aventuras de Patoruzu, Isidoro, Patoruzito e Isidorito... Que grande! Hubo tambien una revista Patoruzito Escolar, o algo asi, en el formato de la Billiken pero que creo fracaso... Nosotros debemos haber comprado todos los numeros que salieron. Y del nombre de mis maestras todavia no me acordare, pero me acuerdo de Upa, Chupa Miel, el Coronel Caniones, Cachorra y su tio el Coronel Bazooka que al final nunca lo podiamos ver (PLOP!). Y en el mismo formato de esas historietas (apaisadas, de seis cuadritos por hoja, como la Lupin) salian tambien las aventuras de Hijitus y Larguirucho. En esta ultima empezo a aparecer Raimundo, haciendo sus travesuras en el orfanato. Yo personalmente siempre preferi las revistas de Larguirucho a las de Hijitus, sobre todo cuando, como ya dije, venia Raimundo (para que te traje al mundo). En una epoca con esas revistas venian unos cuadernitos microscopicos, las "Mini-joyas de la Literatura Universal", con resumenes de clasicos literarios: Ivanhoe, Moby Dick, El Hombre de la Mascara de Hierro, los libros de Julio Verne... Me imagino que a los puristas les parecera un agravio a los clasicos. A mi, incluso hoy, me parece una buena manera de acercar a los chicos a la cultura (U.C.D.C - "un cacho de cultura" de Clemente - otro que se merece un parrafo para el solo)
  • Y hablando de Hijitus, tema que da para rato (grande, Garcia Ferre), a mi me gustaba mas verlo en la tele que en las historietas. Los domingos a la maniana no nos perdiamos nunca "El Club de Hijitus", con la presencia estelar de el Hada Patricia y la Bruja Cachavacha. Me acuerdo de que en una parte del programa ponian todas las cajas de Rasti sobre una mesa, 600, 800, 1000, y le daban a algun nene chiquitito del publico para que elija la que quiera y se la lleve gratis. Nosotros, si nos hubieran dado la oportunidad, hubieramos manoteado la "StarBox 1000" sin pensarlo ni media vez. Un dia en que estabamos en la cama mi hermana y yo, mi papa (que habia vuelto de Buenos Aires) se aparecio con una bolsa enorme que era el contenido de la susodicha Starbox. Yo creo que el brillo de mis ojos debe haber alcanzado para chamuscar la pared de enfrente.
  • No - no termine con Hijitus. Como no mencionar esa galeria de personajes increibles que lo acompaniaban: Neurus y el muy lunfardo Pucho, Serrucho (que supo su momento de gloria como el Gran Hampa), Trucu, el boxitracio, los aguilotros (otra vez, nos dieron la paliza, borom borom, borom borom - pero pronto, pronto volveremos... ), Gold Silver, Oaky y la vechinita d'enfrente (me tiene locoloto) , y me debo olvidar de unos cuantos. Las aventuras de Hijitus aparecian en varios capitulos dentro del programa de El Club de Hijitus. Por la misma epoca aparecian los chocolatines Jack, que tenian forma de cajita de chocolate con un muniequito de la serie de Hijitus. Nosotros nos volviamos locos por esos chocolatines (por los muniequitos sobre todo, aunque tambien por el chocolate).
  • Me acuerdo de todas las horas que pasamos juntos con Gustavo, estudiando (?) para los examenes en la Universidad. Cuando Gustavo venia a estudiar a casa de maniana, mas de una vez me encontraba dormido todavia... En sus propias palabras: Vos (por mi) sos la unica persona que conozco que puede llegar tarde a su propia casa! Con el tiempo creo que mejore un poco, porque en definitiva llegar tarde tiene no poco de menosprecio a los demas... A pesar de todo, nos complementabamos bien y lo que creo que es mas importante, realmente aprendiamos juntos (aparte de pasar los examenes). Nuestra forma de estudiar era insoportable para cualquier otro desgraciado que intentara estudiar con nosotros: Hora (a lo sumo hora y media) de estudios, despues, ir a hacer "un programita" en la computadora (tres horas), despues volver a estudiar una horita, etc, etc. Menos mal que en esa epoca no habia Internet. Todavia estariamos cursando tercer anio de la facultad...
  • Y hablando de eso... me acuerdo de mi primera computadora. Una TI-99. Me acuerdo como si fuera hoy que habia una exposicion en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia, y que en el stand de Texas Instruments tenian varias de esas compus, que venian con un curso de programacion interactivo... estuve ahi no se cuantas horas, creo que hasta que amablemente me explicaron con suma paciencia que el horario de la exposicion tiene sus limites. En definitiva, mis viejos me la compraron. No era una buena computadora, pero tenia unos manuales excelentes. Cuantas horas me habre pasado haciendo graficos, programas, juegos. Guardense todos los "estudiantes de Humanidades" sus sonrisas condescendientes... para mi esto es tanta creacion como la del que se sienta a tocar el piano o a escribir un libro. Y la corto porque Nancy me llama - parece que tienen que cerrar la exposicion.
De Vuelta a la Pagina Inicial
Pagina anterior de "Recuerdos" Proxima Pagina de "Recuerdos"